Campaña de concienciación

Amigos y enemigos del riñón

Es una campaña de concienciación dirigida a la población sobre el cuidado y la salud de los riñones en el marco del Día Mundial del Riñón, que este año se celebra bajo el lema ‘Vivir bien con enfermedad renal’.

En el cuidado del riñón, podemos, desde que nacemos, hacer lo que esté en nuestra mano por echarnos Amigos, que son los hábitos saludables, o Enemigos que son las conductas nocivas. Siempre hay tiempo para ganar Amigos, ya sea para prevenir o para mejorar el pronóstico cuando hay daño renal en cualquiera de sus fases.

De nosotros depende que la actividad física, la presión arterial, la dieta o la glucosa en sangre se conviertan en Amigos o Enemigos de nuestros riñones. Hacer Amigos para proteger nuestros riñones pasa por estar debidamente informado y hacerlo cuanto antes.

Leer más Leer menos

Consejos amigos

Ocho consejos amigos para mantener la salud de tus riñones

Realiza actividad física

Sigue una dieta equilibrada

Controla tu nivel de azúcar en sangre

Revisa tus cifras de presión arterial

Consume una cantidad de líquidos adecuada

Evita el tabaco

No te automediques con antiinflamatorios o analgésicos

Hazte un chequeo de la función renal si tienes algún factor de riesgo (diabetes, hipertensión, obesidad, antecedentes familiares de enfermedad renal)

Para más información, puedes visitar:
www.woldkidneyday.org/2021-campaign/mygr8rule/

Conoce a los amigos del riñón

Una dieta equilibrada

Mantener una dieta equilibrada rica en fruta y verdura, carbohidratos no refinados y proteínas bajas en grasa ayuda a mantener tus riñones sanos. Un reciente estudio ha asociado la dieta saludable con una reducción de la incidencia de Enfermedad Renal Crónica (ERC) del 30% y una disminución del 23% en la aparición de albuminuria, un indicador temprano de daño renal.

Controla el consumo de sal

Si tomas mucha sal los riñones tienen dificultad para eliminar el exceso de sodio y eso provoca, además de sed, retención de líquidos e hipertensión, que puede dañar los vasos sanguíneos del riñón. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 2 gramos de sodio al día (equivalentes a 5 gramos de sal).

Controla el consumo de alcohol

El consumo excesivo de alcohol daña nuestra salud en general y, además de alterar el control de la glucosa en sangre y elevar las cifras de tensión arterial, dos factores de riesgo renal, puede influir sobre los mecanismos de control hormonal que rigen los riñones y producir un desequilibrio en los electrolitos.

¿Sabías que hay sal oculta en muchos alimentos, como embutidos, precocinados, quesos curados y encurtidos...?

Actividad física regular

Los expertos recomiendan intenta dedicar, al menos 40 minutos al día, a caminar, montar en bici o hacer algún tipo de actividad física, ya que eso te ayudará a cuidar tus riñones.

Se puede comenzar a hacer ejercicio a cualquier edad, pero cuanto antes empieces antes te ayudará a prevenir algunas enfermedades. Las personas que no hacen ejercicio pueden perder entre 3 y 5% de masa muscular por década a partir de los 30 años.

¿Sabías que las personas que no hacen ejercicio pueden perder hasta el 80% de la fuerza muscular a partir de los 65 años?

Controles periódicos

La mayoría de las personas con enfermedad renal temprana no tienen síntomas. Por esta razón es importante hacerse análisis de forma periódica.

En el análisis de sangre se busca un producto de desecho llamado creatinina. La creatinina proviene del tejido muscular. Cuando los riñones están dañados, tienen dificultad para eliminar la creatinina de la sangre. A partir del resultado de creatinina, se utiliza una fórmula matemática para averiguar el índice de filtración glomerular (FG). El nivel de FG indica al médico la capacidad de funcionamiento de los riñones.

A través del análisis de sangre también se controlan los niveles de azúcar (glucosa). El descontrol y el aumento de estos niveles está asociado con un riesgo mayor de sufrir daños renales. En torno a un tercio de las personas con diabetes desarrollan daño renal, por lo que es importante un control regular de estos niveles. De hecho, la diabetes mellitus es la principal causa de enfermedad renal en el mundo. Si se detecta a tiempo, se puede evitar o reducir el daño renal por esta causa.

En el análisis de orina se analiza la orina para detectar proteína en ella. El cuerpo necesita proteína, pero ésta debe estar en la sangre y no en la orina. Tener una cantidad pequeña de proteína en la orina puede significar que los riñones no están filtrando la sangre lo suficientemente bien. Esto puede ser un signo de enfermedad renal temprana.

La presión arterial alta es otra de las principales causas de daño renal. Ésta, asociada a otros factores como diabetes, colesterol alto y enfermedades cardiovasculares, es especialmente peligrosa para el riñón. En personas de alto riesgo puede ser necesario mantener niveles de presión arterial por debajo de 130/80.

¿Sabías que tener proteína en la orina se llama “albuminuria”?

Recomendaciones

Si tienes enfermedad renal

Puedes encontrar más información aquí sobre:

El riñón y la insuficiencia renal
La nutrición para pacientes con enfermedad renal y recetas
Las opciones de tratamiento